fbpx

Innovar es difícil. 6 recomendaciones

La innovación es producto de la acción de las personas ingeniosas que trabajan en una empresa con una visión coherente del futuro. Pero actuar es difícil. Y las barreras que se interponen en el camino pueden parecer insuperables. Bueno, aquí hay algunos consejos sobre cómo empezar a derribarlas. No el año que viene. No la semana que viene. Ahora mismo.


1. Mis compañeros no entienden la innovación.

En mi empresa no hay suficientes personas que piensen como yo o entiendan de innovación. Parece un concepto extraño.

¿Qué hacer? Empieza poco a poco y socializa su plan.

No lo sobre vendas, muéstralo. Y muéstralo temprano. Hazlo tangible. Define lo que quieres hacer, haz  un pequeño equipo y transforma esa idea de un muro de notas Post-it® a un prototipo, en semanas, no en meses. Utiliza herramientas como Keynote o Sketch, cartón o plumones, para crear una versión de baja fidelidad de tu idea. Luego  muéstresela a otras personas, tal vez incluso a un grupo selecto de clientes. Pide comentarios y usa lo que aprendiste para mejorarlo.

Al actuar con rapidez, hacer un prototipo simple y demostrar tu voluntad de realizar mejoras en función de lo que escuchas, crea un precedente que ayudará a tu empresa a comprender lo que puede hacer la innovación.


2. Los socios piensan que mis ideas son demasiado arriesgadas.

Los equipos que necesitan aprobar mi idea (cumplimiento, operaciones o liderazgo) comienzan y terminan en “no”.

¿Qué hacer? Pregunta: “¿Por qué no puede ser realidad?”

No aceptes un no por respuesta. En su lugar, pregunta por qué. Para la mayoría de las personas, especialmente aquellas cuyo trabajo es mitigar el riesgo, rechazar nuevas ideas se ha convertido en un reflejo. Eso significa que su razonamiento debe ser probado. Entonces, cuando te digan que tu forma de hacer, pensar o hacer es demasiado arriesgada, no te ponga triste ni a la defensiva. Sé curioso. Pregúnteles qué se necesitaría para cambiar su respuesta a sí. ¿Qué necesitarían saber? ¿Qué cambios podrías hacer?

Esas respuestas crean una lista de tareas pendientes para hacer avanzar su idea. Y, como una ventaja adicional, estarás convirtiendo a tus detractores en tus colaboradores a lo largo del camino.


3. La definición de éxito de mi empresa mata la innovación.

Las métricas actuales para el éxito, y los plazos para alcanzar el ROI, excluyen el pensamiento innovador.

¿Qué hacer? Conecta tu trabajo con una prioridad de la empresa.

Encuentra algo que tu empresa tenga como objetivo y delimita tu idea en esos términos. Si los KPI de tu departamento no te funcionan, busca más y más arriba. Encuentre grandes planes estratégicos que no se hayan hecho realidad. Busca partes de la misión de la empresa que se estén descuidando.

Al conectar tu idea con algo que tu empresa ya ha definido como un objetivo más amplio, hará que sea más difícil decir que no a tu idea e incluso puedes cambiar la forma en que el liderazgo evalúa la innovación futura. Qué es a menudo la diferencia entre callejones sin salida y nuevas oportunidades.


4. No hay ninguna razón para que alguien me ayude.

No puedo ejecutar mi idea solo, pero no hay ningún incentivo para que otros contribuyan; ellos tienen sus propias prioridades.

¿Qué hacer? Incentiva a la gente para que participe.

Lo más probable es que encuentres personas que ni siquiera has considerado. Tal vez puedas brindar acceso a los recursos de tu departamento, asignar parte de tu presupuesto o de menos una torta de chilaquiles. Pase lo que pase, siempre puede dar crédito a los participantes cuando tu proyecto cobre vida. Siempre puedes ofrecerles un legado.

Acércate a quien participa con la misma creatividad y apertura con la que hiciste tu idea y puede hacer más que simplemente incorporarlos: puede establecer un tono para todo el proyecto. Incluso pueden ayudar a impulsar tu cultura laboral hacia la adopción del pensamiento innovador en todos los niveles.


5. No tengo acceso a las habilidades que necesito.

Necesito un diseñador gráfico, un arquitecto de UX o un desarrollador front-end, pero las personas con estas habilidades están aisladas de mi departamento y no pueden colaborar.

¿Qué hacer? No busques roles, busca personas.

En la mayoría de los casos, la mentalidad puede superar la habilidad. Por lo tanto, si necesitas a alguien que pueda diseñar un sitio web, no limites tu búsqueda a personas con “diseñador” en sus títulos. Cuando estés comenzando tu proyecto, menciona en Slack, el chat de la empresa o por correo necesitas ayuda con una nueva gran idea. Mira quién levanta la mano. Quizás Daniela en Ventas ha estado jugando con Wix en su tiempo libre. Quizás la nueva recepcionista que escribe novelas cortas pueda ayudar con la narración.

Cuando encuentras personas ansiosas, abiertas y capaces, no solo encuentras un equipo para tu proyecto actual; encuentra el equipo que definirá el futuro de la innovación en tu empresa.


6. Mi empresa cree que la innovación no aplica a sus problemas.

Mi empresa necesita desesperadamente cambiar, pero todos son pesimistas y nadie parece preocuparse por la innovación.

¿Qué hacer? Comienza con un proyecto interno que todos teman.

No empieces con el proyecto que te importa; comienza con uno que sea importante para el liderazgo y que todos hayan estado evitando. En lugar de pensar en la innovación como el producto de tu gran idea, piense en ella como el proceso que utilizas para llegar allí. Luego, aplica este proceso a un problema que tu empresa ha estado tratando de resolver durante años. Explica el proceso a medida que avanza y, cuando tengas éxito, cuente la historia de cómo cobró vida.

Cuando asumes una tarea importante que todos han temido y demuestra que el pensamiento innovador puede resolverla, hace que la innovación sea accesible e incluso emocionante. Reintroduces la innovación como método práctico y eficaz para resolver problemas reales.

Insights, Data & Trends

Todo lo que vemos, leemos y pensamos en un Newsletter.

Debes leer:

José Moreno
José Moreno
Su objetivo es ser entendido como un individuo que utiliza el conocimiento y la creatividad para generar ideas de valor.

0 Respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Insights, Data & Trends

Todo lo que vemos, leemos y pensamos en un Newsletter.